lunes, 3 de febrero de 2014

MOTIVACIÓN PARA LA VENTA

Me tocó hace unos días hablar de MOTIVACIÓN en un encuentro de Profesionales, Empresarios, etc. Un desayuno empresarial de esos que denominamos NETWORKING.

Lo cierto es que cuando me lo propusieron me sonó a reto, porque, entre otras cosas, no soy amigo de pensar que las “jornadas de motivación” solucionen gran cosa, sobre todo en el departamento comercial, en el que todos los días se ha de realizar un trabajo cargado de “sobriedad profesional”, más que de “ilusión óptica”.

Dispuesto a hablar de este asunto, decidí hacerlo desde la perspectiva más interesante, la del individuo ante sí, la persona asumiendo el reto de encontrar los MOTIVOS PARA …. (VENDER, TRABAJAR, HACER, ETC. ETC.) CADA MAÑANA.

Esta motivación que ha de salir de cada uno de nosotros, los que estamos dedicados a la labor comercial, necesariamente pasa por una gestión del hábito para MOTIVARSE, para ENCONTRAR LOS MOTIVOS y este hábito se encuentra en cuatro puntos que yo he denominado “puntos cardinales” de nuestra vida:

1.      Por un lado LO QUE SOY.- Reconocerme con un profesional, como una persona con valores, como alguien con capacidades, con fortalezas. Este ejercicio de análisis de lo que soy nos tiene que ayudar a aumentar la AUTOESTIMA, cada mañana. Hacer un breve recorrido de nuestra historia nos lleva a reconocer que, en determinados momentos, hemos tenidos éxitos notables, dignos de recordar y que forman parte de nuestro activo como personas.

2.      Por otro lado LO QUE TENGO.- Y me refiero en este apartado a ese “tangible” que no es material, pero que sí que es muy “palpable”, tu familia, tu entorno más cercano, los amigos de verdad, los hijos, tu pareja, todo ese conjunto que te permite ser fuerte porque te impulsa a luchar cada día. Hago una especial mención de la familia, sobre todo me quiero referir a los hijos, que cada día nos infunden el valor y la fuerza necesaria para salir a vender, para estar por encima de los objetivos, para no conformarnos, entre otras cosas porque tenemos que ser ejemplo para ellos. Siempre digo que aquello que no somos capaces de hacer por nosotros mismos, lo hacemos por nuestros hijos. Realmente no he encontrado en mi vida mayor motivación para hacer las cosas que pensar en ellos.

3.      Un tercer apartado lo compone LO QUE HAGO.- Nuestro trabajo, nuestra función profesional, nuestros intereses en los negocios, eso a lo que dedicamos el tiempo en nuestra vida laboral, eso nos tiene que enamorar, nos tiene que apasionar, hemos de ser felices en el desarrollo de ese trabajo. Si no eres feliz en el trabajo deberías plantearte el cambio oportuno y, por lo tanto, eso también es una motivación.

4.      Y por último LO QUE APORTO.- Lo que hacemos por los demás, por la sociedad, por nuestro entorno. Probablemente no cambiaremos la humanidad, pero estoy seguro de que sí somos capaces de modificar en algo nuestro entorno. Busca en qué ayudas a los demás a través de tu labor profesional, a través de tu trabajo. Reconoce como contribuyes a la mejora de la sociedad y entonces encontrarás un gran motivo para hacer las cosas bien, con esmero y éxito, tendrás una motivación importante.


Te dejo un video con estas ideas, para que las revises, porque se puede tener motivación para la venta cada mañana, si tenemos motivación para vivir cada día dispuestos a mejorar cada día. No se puede diferenciar la motivación por capítulos, si te sientes motivado para hacer de cada día un día nuevo, venderás, estudiarás, irás al gimnasio, desarrollarás nuevas capacidades, etc. 

Si no te motiva tu propia vida, no encontrarás una motivación específica para la venta.

video
MOTIVACIÓN PERSONAL