lunes, 28 de octubre de 2013

LA REFLEXIÓN DE CADA MAÑANA MEJORARÁ TUS VENTAS

A lo largo de mi vida profesional he constatado que los resultados, las ventas, me han acompañado más, cuando he dedicado más tiempo a meditar, a reflexionar sobre mi sentido en la vida, sobre lo que realmente hago aquí, para qué me necesita mi cliente, la sociedad, etc. etc.

Te puede parecer que no tiene sentido, pero te explico cómo te va a ayudar a impulsar tu día de ventas.

Ordenar ideas sobre qué haces en el Mundo te va a proporcionar una imagen tuya bastante más trascendente que la de un simple portador de propuestas comerciales. Nuestra vida es trascendente, somos ejemplo para los que nos contemplan a diario, para lo bueno y para lo malo. Meditar te ayudará a entender por qué es importante hacer las cosas muy bien cada día, más allá de la búsqueda de resultados, porque aportamos cosas importantes a la sociedad, porque sin darnos cuenta, impulsamos a nuestro entorno.

En cierta ocasión, hablando con un panadero que se ponía cada mañana a trabajar a las 4.30 h. de la mañana, me decía:

“Mi trabajo es muy bonito, cada día preparo pan, bollería, dulces y productos similares, para que los niños y sus padres empiecen bien el día. Todos me conocen por mi nombre y me llegan a pedir favores más allá de servirles el producto. Mi trabajo sirve a este barrio, a los que viven en él y a los que vienen a trabajar en él”.

Si quieres ser un genial vendedor, haz crecer en tu interior el VALOR REAL que entregas a los demás cada vez que le propones una venta, oferta, presupuesto, etc. Saldrás consciente de la importancia que tienes para el resto de la sociedad y las consecuencias de cerrar una venta, cómo esa venta va repercutir en todo lo que rodea a tu empresa y a la empresa que ha comprado y a todo tu entorno.


Herramientas:
Contesta cada mañana las siguientes preguntas:
v  ¿Tu trabajo a quién sirve?
v  ¿Qué aportas a tu entorno?
v  Ponte cada día unos minutos para ordenar ideas sobre qué has conseguido aportar o hacer por los que llegaron a tí en las últimas horas.
v   Proponte cada mañana revisar con qué vas a ayudar a los demás durante el día.
v  Toma notas cada día sobre tus descubrimientos y cultívalos a diario para crecer en el espíritu, como dice un amigo mío, "por dentro".

Como siempre, estoy a vuestra disposición en smorales@gesalmed.es y en http://www.facebook.com/sergio.moralesparra